miércoles, 26 de mayo de 2010

15 banderas, 15 países y una moto

Cada vez que pego una bandera de un país en Linda recuerdo con la ilusión que pegué la primera bandera en Argentina, exactamente en Ushuaia. Fue un momento muy emotivo en mi vida...
El continente me parecía tan grande.... tan lejano...
Poquito a poquito, como las hormigas, fui aumentando la lista hasta llegar a las 15 banderas correspondientes a los 15 paises que hemos recorrido....



Ya no es suficiente con un lateral de Linda, ahora tenemos que utilizar ambas maletas.



Viene a mi memoria con la calma que pegaba cada una de las banderitas, limpiando previamente la zona de la maleta, eligiendo el lugar, la forma y el orden....
Ultimamente busco "padrino" para cada bandera. Los grandes amigos de la ruta, quienes son los responsables de que a Linda no le ocurra nada... jeje

Observo detenidamente cada bandera y a veces me parece mentira haber recorrido todos esos lugares. Cada historia, cada anécdota, cada momento... Daría cualquier cosa por volverlos a repetir y no cambiaría absolutamente nada.

Pronto habrán 5 banderas más y terminará el viaje, mi sueño y mi meta.
Cuá será la siguiente? no lo se, pero sin duda habrán mas metas en mi vida...

lunes, 24 de mayo de 2010

Cambio de planes, vuelta a Honduras

El tandem Fabio-José funcionó a la perfección. Tanto que me confiesa mi amigo que deseaba seguir el viaje conmigo hasta la frontera con USA, pero que lástimosamente no tiene vacaciones.

Dándole vueltas a la cabeza se nos ocurrió regresar a Honduras, dejar a Linda en casa de mi amigo y volver dentro de mes y medio para terminar el recorrido. Sinceramente me da igual, ya me encontraba a 3 días de mi destino final. Dentro de los miles de kilómetros que he hecho, regresar 700km hacia atrás no suponía mucho esfuerzo.

Dicho y hecho, temprano en la mañana salíamos de la isla de Flores con destino San Pedro Sula en Honduras.

Viajar con Fabio es muy cómodo. Es todo un piloto experimentado, mucho más en tierra que en asfalto, pero igualmente controla muchísimo.

Cuando se tienen en las espaldas los kilómetros que yo tengo, se sabe perfectamente en pocos minutos cuando un piloto es bueno o no sobre una moto. En las pocas jornadas que he rodado con otros motoristas, siempre he tenido que estar pendiente, preocupado por el resto. Caídas, sustos, incluso pérdidas. Con Fabio no existía ese problema. Cuando aparecía un agujero en la carretera, un rebaño de ovejas, un trozo de tierra, un frenazo inesperado, etc. sabía perfectamente que Fabio lo pasaría sin ningún problema, igualmente él confiaba en mí. Problemas los puede tener hasta el más experto motorista, eso está claro, pero con un poco más de veteranía se pueden evitar muchos sustos.



Los kilómetros avanzan y rodamos muy bien. Las nubes amenazan lluvia pero por el momento hemos tenido suerte que no ha caido ni una gota.

La frontera fue en principio fácil cruzarla. Ya sabía perfectamente con los elementos que me iba a encontrar y apliqué los dos únicos secretos: Paciencia y paga!!!



De pronto un "bicho raro" en la carretera. Nos paramos y es un búfalo indio tirando de una carreta cargada de tierra. El gobierno hondureño hizo una importación de estos animales porque son muy buenos para el trabajo.



No pude resistir la tentación de fotografiar a tan "lindo" animalito.... jeje


Y la llegada al hotel. Se había terminado la cuarta etapa del viaje. Diez mil kilómetros, 10 países, 4kg menos de peso y un montón de grandes amigos para siempre.


jueves, 20 de mayo de 2010

Otra meta del viaje:video en Tikal-Guatemala

video

Tikal... un sueño!!!

Muy temprano en la mañana ya estábamos desayunando con José Francisco y su hermano.
Buena gente de verdad.
Había pasado toda la noche lloviendo y el pronóstico para hoy seguía igual.
La decisión fue fácil, nos vamos en bus!!!!

Hoy teníamos por delante la última meta del viaje, visitar las ruinas mayas de Tikal. Los restos arqueológicos más importantes de Guatemala.
Sin tener idea de lo que nos íbamos a encontrar, comenzamos una jornada que jamás olvidaremos.

El bus era un desastre, pero las bellezas de aquel parque hicieron que pronto olvidáramos los sufrimientos hasta llegar allí.
Fabio y yo, muchas veces pensamos en voz alta "debimos haber venido con las motos incluso bajo la lluvia..."





Desde la entrada a las ruinas el parque era espectacular.
Bastante más desorganizado que otros emplazamientos mayas que he tenido el gusto de conocer como Chichenitza y Uxmal en México, o Copán ruinas en Honduras...
Igualmente, explendoroso, muy grande y sobre todo, misterioso.
En el acceso al parque existe una maqueta donde podremos ir ubicando cada una de las construcciones para luego visitarlas.
Fue curioso que en el bus se subió un tipo que comenzó a hablar como un guía turístico. Luego planteo al grupo que iba a hacernos la visita a las ruinas, nos pidio el dinero para comprar él las entradas al parque pero nunca las pago. Fabio y yo nos dimos cuenta y le pedimos el dinero, él nos decía que no era necesario comprarlas a la entrada, que más tarde las compraría y nos las daría. Estaba claro que el tipo tiene un negocio con el de la entrada y reparte "beneficios". Me puse serio y le pedí nuestro dinero, compramos las entradas y continuamos por nuestra parte. Así no hay manera de progresar en un país... Que desastre.



Después de mirar con calma la maqueta de las ruinas, meterla en nuestra mente para no perdernos, comenzamos el paseo....
Calor, mucho calor y mucha humedad.. pero perfecto todo.
Una selva preciosa, naturaleza indescriptible y animalitos por todas partes....

Paseando por aquellos lugares nos encontramos con este cartelito:



Aunque uno presume de "machotito valiente"... te aseguro Charlie que iba mirando a todas partes y sobre todo donde ponía los pies por si pisaba al señor cocodrilo.. jeje



Una vez más la selva me recordaba que me encontraba en Centro América... el gran árbol de la ceiba. Precioso, solitario, esbelto... robusto.




Y por fin, las primeras ruinas.... Wow Charlie, que recuerdos, que sensaciones... lo que daría por poderme quedar una noche en esas ruinas. Recuerdas cuando pedimos permiso a unos científicos en Copán ruinas y no nos dejaron?. Siempre me ha llamado la atención. Por suerte tu y yo conocemos la mayor parte del imperio Maya. Creo que éstas son las únicas ruinas que no conocíamos... Verdadera fascinación por los mayas es lo que sentimos...





El calor es insoportable, pero la fascinación por el mundo maya hacía que lo disfrutara hasta el punto de olvidarme de esas tonterías. Una botella de agua por la cabeza de vez en cuando era suficiente para ir sobreviviendo.. jeje




























Esto es una muestra de Tikal... pero Tikal es mucho más...
Mucha más aventura, mucha más naturaleza, mucha mas atracción, mucho más misterio....
Volveré, te prometo Charlie que volveré porque es un lugar que se lo merece.
La última etapa del viaje: Conseguida!!!!

miércoles, 19 de mayo de 2010

Isla de Flores, Petén, Guatemala

Tras el retrazo de 3 horas por culpa de la rueda de Linda, continuamos la ruta....


De verdad que me sentía cómodo tras de Fabio.
A él lo frenaba yo, y a mi me aceleraba él... un buen tándem, buenos colegas de aventura.
Pocos kilómetros y la frontera con Guatemala. Ya se me ponía la piel de gallina sólo con pensar que tendría que tramitar documentos y más documentos, impuestos y no se cuantas más tonterías....



La "fiesta" sólo había comenzado.... Entrego toda la documentación y me dicen que aquella frontera sólo es de control, que tengo que ir a Puerto Barrios.. una ciudad a unos 70km, justamente en el Atlántico....

No me lo podía creer... para hacer la documentación de Linda tenía que perder casi 2 horas de trayecto entre ida y vuelta y luego lo que tarden allí en tramitarlo.... uffff, de locos!!!!

Gracias a Fabio que tiene toda la paciencia del mundo, a mi me comían los infiernos...
Nos fuimos a Puerto Barrios. Una ciudad muy fea, sucia y las calles de tierra. Nada turística y nada que ver... (perdón a las personas de esa ciudad).

Encontrar la aduanas fue un suplicio, pero más suplicio fue cuando me dijeron que tenía que esperar 2 horas porque era hora de ALMUERZO!!!!!
Casi me voy sin papeles.. sólo que la frontera con Belize es bien complicada y mejor estar en regla...
Me indicaban que me sentara en una sala que tienen de espera, pero yo para presionar me mantenía depié frente al mostrador donde estaban todos los empleados de aduanas comiendo. Allí los miraba, miraba el reloj, trataba de intimidarlos y ponerlos incómodos. Continuamente me decían "siéntese, en un ratito le atenderemos.." y yo les contestaba que estaba muy bien depié... Seguía suspirando, mirando el reloj, haciendo gestos de desespero... todo era una guerra sicológica a ver quién aguantaba más...

De pronto escucho a un tipo que le dice a una señorita "mejor atiéndelo para que se vaya o no nos dejará comer en paz..." GANE!!!!! JAJAJJAJAJ les puse tan nerviosos que tuvieron que atenderme en su hora de almuerzo....

Después tocó pagar los impuestos correspondientes y por fin me entregan los documentos, pero me entregaron dos. Al preguntar que por qué dos, me dijeron que uno lo tenía que regresar a la frontera por donde había entrado.... Ya no pude contenerme.... "me está usted diciendo que ahora tengo que hacer una hora más de carretera para entregar este papel después de haberme hecho perder casi una hora por el almuerzo?????... Ni de broma, no lo haré digan ustedes lo que digan... ". Nadie se atrevió a decirme nada.... Salí por la puerta con mi documento y el otro que se las resuelvan.

A mi salida Fabio esperaba pacientemente, ufff menos mal que es paciente...
Pronto estábamos camino de Petén, en el norte de Guatemala.
No me había dado tiempo ni a mirar el paisaje.. pero en pocos minutos ya estaba relajado y olvidando las malas experiencias de cada frontera desde que llegué a Centro América...
Será cuestión de acostumbrarse que por aquí se mueven así, pensé.




Primera parada, almuerzo en Rio Dulce.
Un lugar espectacular, es un gran lago con una pequeña salida al mar.. Restaurantes, hoteles y unas marinas fantásticas... Cuánto me gustaría navegar por estos lugares....
La verdad que más que un almuerzo fue una cura de estress.. jajaja
Ni Fabio ni yo teníamos prisa.. el tiempo avanzaba pero a nosotros parecía importarnos poco...



Cuando nos dimos cuenta.. comenzaba el sol a irse. Wow.. ahora si que tendremos que rodar rápido, se nos hará de noche en la carretera....



Ultimo repostaje antes de Petén, vamos directo a la isla de Flores...
Ahí hay un lago con una isla en medio y le hicieron un puente para unirla. Es un lugar precioso, que siempre había leído pero jamás lo había visitado.



Fabio seguía delante, dirigiendo el viaje, yo me mantenía atrás muy cerca de él. Cuando el gps me indicaba la proximidad de un cruce, lo adelantaba para evitar que se equivocara.
Los kilómetros avanzaban pero junto con ellos, el sol también se iba...
De pronto las nubes negras en el horizonte. Estamos comenzando la estación de lluvias y ahí llueve todos los días.

Nos detenemos, ponemos ropa de agua y continuamos el viaje...
Parece que tenemos suerte, no llueve aunque las nubes amenazan.
Se nos hecha la noche encima... nos toca manejar en la total oscuridad. Pero quién dijo miedo?


Seguimos marcando el paso y comienza a llover... de los 110km/h que llevamos nos vemos obligados a bajar a 70. La lluvia es muy fuerte, la más fuerte que he pasado manejando en la noche.
Me doy cuenta que la moto de Fabio lleva poca luz y que su casco tiene la visera tintada... Lo adelanto para que él me siga.
Continuamos marcando el rumbo a unos 70km/h. Apenas nos faltan 50km pero se hacen largos...
Esta es una lluvia diferente a las que he pasado en Sur América. Aquí no hace nada de frio y se maneja cómodo. Sólo nos preocupa el que las motos deslicen.
A 3 o 4km de Petén vemos una gasolinera y nos detenemos. Necesitamos "tomar aire"....
Desde allí llamamos a José Francisco, un motero que se puso en contacto conmigo a través del blog. Pronto nos localiza y nos busca hotel para quedarnos. Creo que verlo fue como si nos tocara la lotería... jajaja
Nuestro nuevo amigo manejaba su auto y nosotros lo seguíamos con las motos. Nos llevó por toda la ciudad y directamente cruzamos el puente hasta la isla de Flores. Las calles son estrechitas, empedradas y en no muy buenas concidiones. Pero la isla tiene un encanto que no podría explicar con palabras. Precioso, de verdad.
El hotel no tenía parking, así que las motos a dormir en recepción del hotel. Linda ya estaba acostumbrada, no así la "naranja mecánica" de Fabio.



Cena con los nuevos amigos y hasta mañana, tenemos mucho que hacer y para ello hay que madrugar.
Extender la ropa de moteros en la habitación, la de Fabio y la mía era digno de verla. Lástima que no me di cuenta de sacarle fotos... Ocupamos toda la habitación con perchas donde colgábamos nuestro equipaje esperando que se secara. La humedad es tan alta que dudo mucho se seque. Veremos...

A la mañana siguiente, allí estaba José Francisco y su hermano. Ambos muy buenas personas.
Desayunamos juntos, nos organizaron el día, las motos, el cambio de cámara del neumático que quería hacerle a Linda para ponerle uno mejor, etc.


Petén con su servicio técnico de Honda. Ahí desmontamos la rueda trasera de Linda para ponerle una nueva cámara. La que puse en el camino no me gustaba porque es una medida inferior y va muy forzada con el riesgo de que pinche.


Imposible no estar continuamente mirando el lago. Es espectacular. Esta es una de las vistas que se contemplan. Es curioso ver la forma de esa montaña, parece un cocodrilo dormido...




Arco de la entrada a la isla. Ahí comienza el puente que une el continente con la isla del lago, la isla de Flores.






El lago es divino, con una temperatura muy agradable y rodeado de bellezas. Se nota que los guatemantecos han cuidado mucho su entorno. Reconocen que viven del turismo y deben mantenerlo.






Las puestas de Sol en Flores son espectaculares...

Rodear la isla en moto se tarda mas o menos 3 minutos. Es bien chiquita pero totalmente urbanizada.




Y aquí está José Francisco y su hermano, con su nueva empresa de publicidad, eventos e informática.

Charlie, si alguna vez viajas a Petén, localiza a José Francisco. Es un guia extraordinario, una persona con muchos recursos y sobre todo, muy buena gente...




Nuestro amigo de Petén es un viejo motero. Desafortunadamente tuvo un accidente que le dejó secuelas en un brazo y por eso ahora va mas "suave". Su pasión son las motos de campo, aquí Fabio atreviéndose a probar la moto de José Francisco.

Al subirse, cuando le puso la segunda velocidad levantó la moto en caballito y cuando andaba en una rueda sola la policía aprecio en un todo terreno de frente. Yo pensé que se nos había caido el pelo... pero no hicieron ni caso, continuaron el camino.... Así es la vida en Guatemala!!!